Picture of Administración ACP
by Administración ACP - Friday, 1 February 2019, 6:15 PM

 

NIVELES DE CONSCIENCIA


Helen N. Prokesch. Consteladora y  kinesióloga certificada. Febrero 01 de 2019


Hablar de niveles de consciencia es complejo, pues podría mal interpretarse, creyendo falsamente que se busca jerarquizar, perjudicar a alguien, hacer que unos seres humanos sean menos que otros...


La intención, mi intención, es bien otra. Crear una distinción posibilita la claridad suficiente para comprender las diferencias entre cada nivel, poderme ubicar y poder avanzar con conocimiento de causa. Quien use una información así para rebajar a otra persona no podrá, desde luego, presumir de un nivel de consciencia alto, por lo que ya se pondría en entre dicho a sí mismo...


Los niveles de consciencia, ni siquiera tienen que ver con ser o no ser inteligente o tener títulos académicos..., tiene que ver con nuestra capacidad de entender la vida, sobre todo cuando se refiere a situaciones dolorosas y difíciles.


Lo cierto es que un mismo individuo puede pasar por diferentes niveles durante su propia vida, al igual que hay personas que permanecerán en el mismo. Para simplificarlo voy a usar los términos - nivel bajo, medio y alto.


 En un nivel bajo la persona sufre mucho, consciente o inconscientemente, ya sea porque considera que la vida es un valle de lágrimas, o porque considera que vive grandes injusticias... seguro que conocemos a alguien que vive esta visión de vida, y que, en muchas ocasiones, va de la mano con creer que en el más allá todo será mejor o que hay que sufrir en esta vida para ganarte el cielo, o que los demás son los malos; pero también están aquellos que actúan como si la vida tiene que ser como ellos dicen por lo que juzgan, se toman la justicia, la venganza por su mano, ellos son su máximo referente; el YO vale más que el TÚ; o al revés el TÚ vale más que el YO y el yo no existe; hay un desequilibrio que se ve en que hay un vencedor y un vencido, las cosas son buenas o malas.


 En un nivel medio tenemos a las personas que entienden que se pueden beneficiar de cualquier revés, que son capaces de ver algo positivo, por pequeño que sea, y usarlo para darle la vuelta a la tortilla y salir como vencedores de la adversidad. Se busca un bienestar para todos, una igualdad aunque está teñido tanto de aspectos del nivel bajo, que se reflejan en las vivencias que la persona tiene, cuyo elemento común sigue siendo vencedor y vencido; e intentos de incorporar el nivel alto, -crear la propia realidad para que deje de haber vencedores y vencidos. Lo que en muchos casos genera o bien conflictos internos o frustración porque no hay coherencia entre lo que uno entiende cognitivamente,- porque si yo uso determinadas técnicas tendría que conseguir determinados resultados-, frente a la realidad que el individuo está experimentando, en la que éste sigue viviendo las viejas creencias limitantes que se ponen de manifiesto delante de sus ojos, y no consigue los resultados que esperaba. La confusión está servida.


Aunque este nivel pone de manifiesto que yo tengo el poder, lo cierto es que muchísimas personas creen o entienden que es desde su parte consciente que la creación es posible. No es de extrañar que se experimente frustración cuando no logran lo que decretan o sí lo logran pero solo de forma puntual,porque lo que "crean" en su imaginación, a través de visualizaciones, de afirmaciones u otras técnicas no va de la mano con una sanación en su percepción, en su ADN, en sus memorias, en su vibración; o dicho de otra forma no pueden mantener la vibración en la frecuencia que desean si no es con esfuerzo.


 En un nivel alto, sin ser la iluminación,  la persona entiende que tiene la posibilidad de crear sus propias vivencias, que él tiene un poder pero que no lo sabe usar. Ya ha hecho suficiente trabajo interno como para saber que con decir decretos o afirmaciones no es suficiente para sanar, aunque pueda ser suficiente para materializar determinadas cosas, materiales o vivenciales. Su intención es sanar, volver a ser completo a nivel interno y para ello puede entender y está dispuesto a permitirse incorporar paso a paso la información que está en su inconsciente. Lo que le va a permitir ir cambiando su frecuencia produciéndose una vibración constante y estable, de la que se beneficia sin esfuerzo. Aunque es un camino lento, los cambios son duraderos y se da la prueba más evidente cuando al haber coherencia entre pensamiento, sentimiento y obra, es decir: pienso en X, siento X y vivencio, como resultado, X. Eso es estar alienado.


Voy a ir escribiendo sobre las características de cada nivel, analizarlas y propondré ejercicios que pueden ir ayudándonos a tomar y ampliar nuestra consciencia. Esto no solo nos permitirá estar más en paz donde quiera que estemos, sino que también veremos qué necesitamos para ir pasando de un nivel a otro o qué nos catapulta a uno donde el dolor o la confusión es mayor.


Pero lo que más me gusta es que todo esto amplia la capacidad de entender(a mí y al otro) con respeto y empatía dónde me encuentro yo y dónde se encuentra la otra persona. Exigirme a mí o al otro que cambie de nivel por mi/su "bien" , sin entender dónde se está y por qué, no da resultado. Lo máximo que se puede hacer es hablar y trabajar desde el YO, cómo lo vivo yo, qué cambios tengo que hacer yo, en qué me estoy beneficiando con lo que estoy viviendo, y ser así un ejemplo viviente generando un equilibrio, una coherencia entre de lo que cognitivamente entiendo, o creo entender, y lo que estoy viviendo en cada momento, como reflejo de mi realidad interna . Eso sí abre la puerta del cambio para mí y para otros...


[ Modified: Saturday, 2 February 2019, 1:09 PM ]